Ermita de San Nicolás

La ermita de Chella es un templo dedicado a San Nicolás donde se alberga su imágen además de las de otros iconos religiosos. Mientras la mayoría de las ermitas permanecen alejadas de sus núcleos urbanos y a grán altura, la de Chella representa un caso especial pues en realidad fue construida a las afueras del pueblo, incluso a su lado estaba el antiguo cementerio que fue trasladado, pero el crecimiento de la localidad hacia el sur hizo que la ermita quede ahora casi integrada con el municipio. En sus alrededores podemos encontrar una serie de monolitos repartidos por la montaña dispuestos en forma de camino que representan 13 de las estaciones del via crucis:

I Estación: Jesús es condenado a muerte.
II Estación: Jesús acepta la Cruz.
III Estación: Jesús cae la primera vez.
IV Estación: Jesús encuentra a su santísima madre.
V Estación: El Cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz.
VI Estación: La Verónica enjuga el rostro de Jesús.
VII Estación: Jesús cae por segunda vez en tierra.
VIII Estación: Jesús Consuela a las piadosas mujeres.
IX Estación: Jesús cae por tercera vez en tierra.
X Estación: Despojan a Jesús de sus vestiduras.
XI Estación: Jesús es clavado en la Cruz.
XII Estación: Jesús muere en la Cruz.
XIII Estación: Jesús es bajado de la Cruz y puesto en los brazos de su madre.

También se ha construido recientemente un parque en sus aledaños dotado con juegos para niños y mayores.

Todos los años, el 6 de diciembre se celebra la fiesta de San Nicolás donde a primeras horas de la mañana y a modo de "despertá" los fieles junto a la banda de música recorren las calles del pueblo con cánticos en honor al santo.