La Cañada del Flaco

Situada a casi 15 kilómetros del núcleo urbano en la zona más occidental del término, la Cañada del Flaco es una zona de Chella con un grán valor ecológico. Entre su frondosa vegetación, en el centro del barranco del mismo nombre, se alza la conocida casa de la Cañada del Flaco que después de muchos años de abandono se ha recuperado gracias a los esfuerzos de Gabi y Manuel Hermoso, propietarios actuales de la edificación.

Los hermanos están recuperando todo el terreno restaurando, limpiando y cultivando las tierras colindantes y una de sus ocupaciones es la de dar alojamiento a turistas a cambio de trabajar unas pocas horas al día para mantener y mejorar esas tierras. Un tipo de turismo que no es muy conocido por la zona pero muy apreciado y solicitado en muchas partes del mundo. Así, ya han dado cobijo a turistas de Nueva Zelanda, Alemania, Australia y Estados Unidos que gustosamente han colaborado en las tareas del campo.

Para solicitar alojamiento en este tipo de turismo teneis a vuestra disposición toda la información en http://ruralvolunteers.org/WHOSTS/publico/whosts_view.php?editid1=340 y más destinos con la misma filosofía de alojamiento a cambio de trabajo en http://www.wwoof.org/.

En este paraje se puede disfrutar además de un entorno de belleza incalculable de la fuente de la Cañada del Flaco a pocos metros de la casa y de la mina del mismo nombre, un maniantial de aguas limpias excavada en la roca para un mejor acceso a este recurso natural.