Otros

El término de Chella cuenta con más de 43 Km2. plagados de sitios con encanto y además de los más conocidos como "El Salto", "La Fuente" o "El Abrullador" existen otros muchos parajes naturales de gran belleza y valor repartidos por todo el término. Algunos están a simple vista y otros más escondidos, algunos son conocidos por muchos chellinos y otros han sido casi olvidados. Aquí intentaremos localizar algunos de ellos.

Chella goza de unas buenas reservas de aguas subterraneas y prueba de ello son las numerosas fuentes que distribuidas en todo el término llenan de vida la totalidad del mismo. Un buen ejemplo de las mismas es la "Fuente de las Clochicas" ubicada cerca del "Barranco del Sapo" en las coordenadas 39º 1' 40,03'' N y 0º 45' 7,81'' O. Cuenta la leyenda que dos guardia civiles que pasaban por allí bebieron agua de la misma y a los pocos metros murieron, claro que cientos de personas han bebido de allí y nunca le ha pasado nada a nadie. Hay otra fuente llamada "de la Parra" cuyo caudal es continuo siempre, haya sequía o lluvias pero de dificil acceso. Para llegar allí hay que dejar el camino y andar durante más de medio kilómetro por una senda invadida por la vegetación por desuso, en las coordenadas 39º 2' 29,09'' N y 0º 38' 9,98'' O. Si hoy es difícil llegar, antaño cuando nadie tenia vehículo era todavía más, dificultad que fue aprovechada por muchos vecinos de Chella para escapar de la guerra civil. Durante esos años era frecuente que llegase al pueblo "la Pepa", un camión del ejercito que solía reclutar indiscriminadamente a quien podían echar mano para llevarlos al frente. Pocos de los que se subían al camión conseguian volver, motivo por el que muchos vecinos decidieron refugiarse en los lugares más reconditos del término y esta fuente era uno de ellos por su ubicación alejada y dificultad de encontrar.

También están "Las Simas", propiciadas por un rio subterraneo y formadas por un gran seismo. En las lineas superiores decía que Chella goza de buenas reservas de agua subterranea y este es otro ejemplo de ello. Un  rio subterraneo atraviesa el término de Chella y pasa cerca de la ermita donde un poco más allá la erosión creó grandes cavernas y un gran terremoto hizo que el techo de estas se derrumbara formando una serie de simas que se extienden desde allí hacia el Sur llegando casi al término de Anna. En el fondo de las mismas, una exuberante vegetación delata la presencia de agua que no es visible a simple vista. La más accesible de ellas es la que se encuentra en las coordenadas 39º 2' 11,32'' N y 0º 39' 8,56'' O pero tambien es la más deteriorada por la acción del hombre. Siempre hay desalmados que no respetan las zonas naturales de su entorno y esta es un perfecto ejemplo de ello al servir de vertedero donde se han echado escombros, televisores, basura y demás. El resto de las Simas de momento no han sufrido dicha suerte.

Otros muchos parajes como la zona de acampada donde hay construido un altar a la "Virgen de la Paloma" o "Los Molinicos" o las muchas zonas naturales con las que cuenta Chella son el valor más representativos de la Localidad.