Parajes

El Salto

Este paraje, uno de los más bellos de la comarca, posee una impresionante cascada de 25 metros. Los visitantes pueden encontrar allí "La cueva que llueve", una cueva natural, donde debido a las filtraciones de agua de la propia cascada caen gotas por todas partes formando estalactitas y estalagmitas. También, al salir de esta cueva, se encuentra el denominado "Paraiso", llamado así por su exuberante vegetación. Además se mantienen las ruinas de una antigua central eléctrica que fué inaugurada en 1909 por "Valiente, Ferrando y compañía" abasteciendo de electricidad a Chella, Bolbaite, Cárcer, Villanueva de Castellón, Alberique, Alginet, Carlet, Alcudia de Carlet y otros. En 1919 una riada, popularmente conocida como "la riada de San Miguel" dañando las instalaciones seriamente. El elevado coste de las reparaciones hizo que la compañía no fuese rentable y fué comprada y desmontada por Volta S.A. evitando así la competencia.

El Abrullador

El paraje de el Abrullador fue un hallazgo que contribuyo a la expansión económica, agrícola y demográfica de Chella, situado a las afueras, la fuente del Abrullador cuenta con zona de acampada y está enclavado en un entorno natural único. Además, es el extremo de la ruta de senderismo PR-V 113 de 4,2Km que empieza en el pueblo vecino de Anna y discurre por parajes como "El Salto" o "La Fuente"

La Fuente

Ubicado junto al pueblo, el parque de la fuente lleva en Chella desde hace muchísimos años, una primera remodelación fué acometida en 1884 momento en que se plantaron los Chopos que a día de hoy siguen creciendo enormes, más recientemente, una segunda remodelación amplió el parque con nuevas instalaciones adyacentes al rio Sellent proveyendolo de un paseo, un pequeño estanque, zona de juegos infantiles, campo de futbito, baños públicos y un pequeño escenario. Todo ello con unas hermosas vistas del rio y del mirador del salto. También, se construyeron unas escaleras que comunican este parque situado en la parte más baja del núcleo urbano con el mirador del salto, la parte más alta en las que se pueden encontrar bancos y mesas y unas impactantes vistas para el recreo de los visitantes. Este parque debe su nombre a la fuente de los 3 chorros, la fuente más famosa y emblemática de todo el término de la que siempre brota agua directa de un nacimiento subterraneo.

Las Cuevas del Turco

Similares a las halladas en Bocairent y Ontinyent, estas cuevas artificiales fueron excavadas en la pared vertical de la peña del turco durante la época de Al-Andalus. Mientras que en otras zonas, como las mentadas anteriormente, se cree que su uso era de graneros o cámaras sepulcrales, los estudios realizados en Chella por Agustí Ribera señalan indicios que en nuestro pueblo servian probablemente como refugio y última defensa en caso de un ataque de hostiles a la localidad. El acceso a dichas cuevas es extremadamente complicado estando ubicadas a bastante altura del suelo y varios metros de la parte superior de la peña por lo que la única forma de acceder en la época era muy difícil. Además inmediatamente despues de la entrada, la cueva se curva imposibilitando que nadie del exterior pueda ver que o quien hay dentro ofreciendo un refugio muy valorado

La Cañada del Flaco

Es la zona más alejada del nucleo urbano pero contiene una belleza y valor paisajístico único. La Casa de la Cañada del Flaco es una de las más antiguas y suele aparecer en todos los mapas del término de Chella.En este entorno destacan, además de la casa, la fuente y la mina.

Ermita de San Nicolás

La ermita de Chella está situada junto al pueblo y está dedicada a San Nicolás.Junto al templo hay una fuente y los monolitos que representan el calvario de Jesús de Nazaret. También, un poco más abajo, hay un parque construido recientemente.

El Zarzalet

Este paraje ya casi abandonado fue antíguamente un lugar donde ir de excursión a comer o a pasar el día. Situado lejos del nucleo urbano el Zarzalet está rodeado de naturaleza y tranquilidad.

La Playa Salvaje

La playa salvaje era uno de los destinos favoritos de los chellinos en los calurosos días de verano que se congragaban para nadar, pasear o pasar el día entero allí.

Iglesia Virgen de Gracia

La construcción de la Iglesia de Chella data de principios del siglo XVIII aunque no fue acabada hasta mediados de siglo. La torre del campanario sin embargo no se acabaría hasta más de un siglo después. Ha sufrido diversas reformas a lo largo de su historia.Está dedicada a la Virgen de Gracia, patrona de Chella junto a San Blás, su patrono y su cúpula está atribuida a uno de los pupilos de Gaudí aunque no ha podido ser demostrado.

Barranco del Lobo

El barranco del Lobo es un yacimiento arqueológico del eneolítico. Sus covachas fueron antaño ocupadas por los primeros pobladores conocidos en el término de Chella.Se han encontrado cerámicas, cuentas de collar, puntas de flecha y huesos humanos.

Otros

Además de los Anteriormente mencionados, Chella disfruta de un término muy rico en parajes naturales y un entorno único para visitar. Fuentes como "Las Clochicas" o la de "La Parra", formaciones únicas como "Las Simas" y otros parajes hacen de nuestro pueblo un lugár idílico.